domingo, diciembre 20, 2009

El aparatito de Lumiere - AVATAR


***

Un amplio despliegue publicitario ha arropado el estreno de la nueva película de James Cameron (Terminator, Aliens, Abyss, Titanic) en ¡12 años!, un filme de factura revolucionaria que según sus responsables esta destinado a marcar un antes y un después en la historia del cine. Cuatro años ha invertido el efectista director en la producción de esta película, filmada en su mayor parte en la cada vez más utilizada técnica de animación del Motion Capture y en animación 3D, más escenas de imagen real. Lo verdaderamente novedoso de este filme es que la Motion Capture y la animación por ordenador son poco menos que perfectas y se ha conseguido además un realismo en la confección de imágenes (escenarios, personajes, movimientos, panorámicas) realmente magnífico y espectacular: una gozada para los ojos. Por lod emás, Avatar, es una historia de ciencia ficción interesante, épica y emocioannte pero en absoluto nada novedosa ni original. Es decir, una película de alucinante factura pero de contenido apañadito.


El guión firmado por el propio Cameron, eso si, trata de adaptarse a la suntuosidad y épica visual de la preciosa estética del filme. En una historia desarrollada íntegramente en otro planeta- llamado Pandora - era lógico que se tratase de crear un mundo totalmente nuevo, y en ese sentido el triunfo de Cameron y sus colaboradores- los diseñadores de producción, decoradores, efectos especiales, animadores (una auténtica legión de todos ellos) - es total. Y pese a su simplicidad, la historia tiene su intríngulis; una misión terrestre en el siglo XXII en donde un grupo de científicos y militares trata de explotar los enormes recursos energéticos del planeta Pandora, un mundo de junglas paradisíacas cuya forma de vida más evolucionada son los Na´Vi, unos enormes seres de 3 metros de bello color azul traslúcido con ciertas similitudes morfológicas con los humanos, pero de cultura primitiva. Tras introducirse con cierto éxito en su mundo mostrándoles las bondades del “progreso” terrestre, se pasa a la segunda fase, el robo de sus riquezas naturales y energéticas (¿suena esto a algo?). Jake Sully (Sam Worthington, Terminator 4) un marine parapléjico participa en el programa conviviendo con los Na´Vi y ejerciendo de espía para los colonos terrícolas bajo la apariencia alienígena propiciada por un sofisticado sistema que le proporciona un cuerpo Na’Vi creado biológicamente para el y que es controlado por su mente durante el sueño en una cápsula especial situada en la base terrestre. Pero su completa integración en una tribu cazadora Na´Vi y su especial relación con la joven Neytiri (Zoe Saldana), hija de los cabecillas del clan, termina cambiando su percepción de los despreciados extraterrestres y su forma de vida. El argumento en general, a parte de guardar no pocas similitudes con Bailando con lobos, sigue demasiado mecánicamente diversos esquemas del cine de aventuras y, por que no, del western, y acaba por no ofrecer narrativamente anda nuevo, aunque, eso si, su mensaje anti imperialista y antibelicista contiene un épica muy sugerente. Ya Habrá alguno en los medios s derechosos que empiece a desbarrar sobre la película, y mira que su tono es bastante naïf e inocuo.


Lo mejor del filme es su espectacular factura, que para que pueda ser apreciada como Dios manda debe verse en su versión en 3D en las salas al efecto: esta película ha sido concebida para ser vista en este formato y solo así se puede valorada en toda su plenitud. Bellos efectos cromáticos y fosforescentes refuerzan el precioso diseño del planeta Pandora, de momento, lo mejor que se ha hecho en animación 3D en el mundo del cine. No faltan escenas de espectacular acabado y buenas escenas de acción, afortunadamente no muy aparatosas. La música de James Horner, también es de recibo, aunque no sea tan memorable como en otras ocasiones. Película espectacular y muy sorprendente, aunque con un argumento más bien del montón; no se si hará tanta Historia en el séptimo arte como dicen, pero lo que es seguro es que hará ganar a Cameron una sustanciosa pasta. Eso si, el antes y el después en el mundillo del cine, estará asegurado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada