miércoles, diciembre 23, 2009

THE GREAT VIDEOCLIP LIBRARY (12). FRANKIE GOES TO HOLLYWOOD: THE POWER OF LOVE (1984). CHRISTMAS CON MÚSICA

En 1984 los liverpooldianos Frankie Goes to Hollywood se comieron el mundo literalmente: tres singles consecutivos en el número 1 aquel año (sus primeros 3 singles), número 1 en LPs a finales de año, récords de ventas de sencillos, videoclips de antología, merchandising agresivo…todo esto terminará pronto, y tras un álbum más, en 1986, todo se va al garete. Efectivamente, gran parte del éxito de FGTH se debió a la imagen, por medio de videos tan memorables como Relax o Two Tribes: provocación, factor sorpresa y crítica social era lo que vendía el grupo liderado por Holly Johnson, a parte de su efectista y ciertamente apasionante música, una mezcla de Synth Pop, Pop-Rock y Rock Progresivo de dimensiones épicas un tanto salidas de madre, pero oportunas en los tiempos de mesianismo juvenil que corrían. El gran productor Trevor Horn, fue el artífice de su sonido, convirtiendo a FGTH en la banda señera de su sello ZTT, fundado en compañía del crítico musical Paul Morley, el cerebro de la operación mercadotécnica que llevó a la banda al estrellato.


Dentro de los espectaculares vídeos del grupo, hay que citar por derecho propio a su mejor trabajo en ese campo, el filme que arropó a The Power of Love, precisamente la mejor canción de la banda. El single, el tercero del grupo, se publicó en noviembre de 1984 y como los dos anteriores, al poco tiempo ya estaba en el primer puesto del las listas británicas. Esta bella y conseguida balada, compuesta por los miembros de FGTH Holly Johnson, Peter Gill y Mark O´Toole y con arreglos orquestales de Ann Dudley, de Art of Noise, es ya considerada una de las mejores baladas de la historia del Rock y también en un de los temas Pop-Rock navideños mas memorables pese a que la canción no fue concebida como tal. En realidad, The Power of Love, como su nombre indica, era una balada de amor, pero a la hora de editarla en single en fechas navideñas, se optó por ilustrarla con una recreación del nacimiento de Jesús en el mas puro estilo del belén viviente. Godley & Cream, los colaboradores habituales del grupo en estas lides, hicieron un videoclip muy bello, emocionante y vistoso; y aunque hoy en día parezca algo moñas, sigue manteniendo su encanto navideño y emotividad. De esa manera, The Power of Love ha pasado a al historia como un villancico moderno con christmas visual incluido, obviando una letra no relacionada con la navidad y que además incluía alguna broma friki poco propia también de una balada seria.


El éxito de crítica del vídeo- y de la canción- ha propiciado que sea rescatado en las navidades de sucesivos años, convirtiéndose en el videoclip navideño por excelencia, y con el paso del tiempo siendo considerado por mucha gente en todo el mundo su video preferido de los 80. Nada falta en este trabajo para mostrar una completa representación de la natividad: José, maría, el portal, los pastores, ángeles, los Magos de Oriente…en fin, el espíritu de la verdadera navidad. El peculiar diseño de la estrella ha logrado mantenerse en el tiempo como el símbolo del vídeo. Capítulo de curiosidades: parece evidente la falta de presupuesto al poner disponer de solo dos camellos para los tres Magos, con Baltasar desplazado en caballo; el un tanto fantoche ángel que se aparece a los pastores; y el inserto que se hizo a posteriori de las imágenes prácticamente estáticas de los miembros de la banda en poses ridículamente manieristas, ya que el vídeo original no incluía imágenes del grupo. Ya han pasado 25 años, y este vídeo, pese a su un tanto impostado preciosismo, sigue resultando encantador y su visionado puede provocar alguna que otra lagrimilla por estas fechas. Y además, la canción es perfecta

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada